Wikileaks, ¿un timo?

Cortina de humo

La cuestión es «mentir con la verdad». Todos los documentos que «filtra» Wikileaks son ciertos, pero nada novedosos. Lo que se oculta con la hojarasca es la verdad del auténtico «target» (objetivo): indisponer a la opinión pública internacional contra el llamado «Eje del Mal»


Para mí, sí. Igual que la Constitución española que, si no la papagayearan cada año, ni dios se acordaría de ella.

Mi teoría -por descontado «conspiranoica» y hasta «paranoica»- no es original. En varios portales digitales no faltan quienes empiezan a dudar de las buenas intenciones de esta red supuestamente libre e independiente. Por de pronto, sus celebérrimas «filtraciones» -que no scoops o exclusivas, pues se trata de mensajes proporcionados por una «fuente» que no revela su nombre, al igual que una «garganta profunda» en el caso Watergate, que luego resultó ser un alto miembro del FBI- se han facilitado a medios de comunicación tan revolucionarios como «El País», «The Guardian», el proisraelí «The New York Times», «Le Monde» y el semanario alemán «Der Spiegel». Medios del stablishment y del statu quo. Si Wikileaks (que un cachazudo amigo mío pronuncia güiskidyc) fuera esa alternativa contrainformativa soñada, ¿por qué no enviar sus mensajes a China o Rusia o Venezuela o Corea del Norte? Sin pecar de ingenuo, no solamente no se hace eso, lo que es previsible, sino que las «filtraciones» no son otra cosa que algo conocido -«no son para tanto», diría un castizo- y, además, adobado con dosis de cotilleo rosa: que si Berlusconi es un putero, que si Sarkozy es un arrogante, que si Putin es un autoritario, que si la abuela fuma… Alguien dirá que, por lo menos, ha servido para saber que el Gobierno español se arrodilló ante el imperio comprometiéndose a no decir ni pamplona sobre los vuelos de aviones de la CIA en territorio peninsular, pero ¿es que esto no se sabía a ciencia cierta -un diario mallorquín lo desveló-, no se sospechaba o era un secreto a voces? ¿Dónde está el busilis? ¿Dónde están el ¡ohhh! y el pasmo?

Mi teoría, como decía, es la siguiente: como sea que ya casi nadie cree en las versiones oficiales de los gobiernos cuando de altas operaciones bélicas se trata -el autoatentado de las Torres Gemelas donde todavía hay quien ignora, o se olvida, de que se desmoronaron tres, y no dos, en caída libre, demolition control, por no hablar del misil, que no avión fantasma con restos de fuselaje inexistentes, que impactó en el Pentágono, el edificio más protegido del mundo a excepción de Fort Knox, o la crasa mentira de las «armas de destrucción masiva» que sirvieron de pretexto para invadir Irak o la guerra en Afganistán, donde Wikileaks no dice nada, que yo sepa, de las multiplicadas plantaciones de heroína para recabar dinero negro para la CIA y que los talibanes habían destruido (aparte de las estatuas de Buda, algo imperdonable), aquí cierro el guión-, la cuestión es «mentir con la verdad». Todos los documentos que «filtra» Wikileaks son ciertos, pero nada novedosos. Lo que se oculta con la hojarasca es la verdad del auténtico target (objetivo): indisponer a la opinión pública internacional contra el llamado -como si la Historia fuera un tebeo de «Hazañas Bélicas»- «Eje del Mal», es decir, los «malos»: China, Irán, Corea ahora, etc. Acá el glacis de las «filtraciones».

De todos modos, admito lo arriesgado, precipitado y hasta imprudente de mi afirmación inicial. También celebraría estar equivocado como señal esperanzadora, pero soy escéptico.

Por Jon Odriozola.

Fuente

2 comentarios to “Wikileaks, ¿un timo?”

  1. Lucía Says:

    Claro que es un MONTAJE.

  2. uno Says:

    Hola Jon, no pretendo desvalorizar tu artículo, pero créeme que no son tonterías lo que se ha filtrado y se lleva filtrando desde principios de esta década. Cierto es que hay mucha paja y que wikileaks la ha cagado dándole la exclusiva de los documentos a estos periódicos, ( esuché al subdirector del país el otro día en mi facultad alegando penosamente que muchos inocentes morirían de no haberse filtrado de este modo). Pero lo cierto es que esto sirve para que la transparencia entre estado-pueblo quede cristalina de una vez por todas, debiendo de ser empujado este carro tanto por los filtradores, como por el pueblo que debe de desempolvar de una puta vez las guillotinas políticas y hacer que rueden un par de cabezas por lo menos. He tenido la oportunidad de hablar personalmente con algunos ex-miembros de wikileaks sobre el panorama internacional, y puedo decirte que si se hace bien internet va a pegar el pelotazo de aquí a poco y en varios frentes, (no sólo wikileaks), en nuestras manos está que no nos lo jodan.

    Pd- Existe una página donde gente anónima está clasificando el material, está en inglés, pero tiene información muy interesante de todos lo países.

    Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s