Obama arma hasta los dientes a su aliado saudí

Vendiendo su alma al gran Satán

Acuerda con Arabia Saudí la mayor venta de armamento ante el peligro de Irán

La Administración Obama, preocupada ante la posibilidad de un Irán nuclear, ha acordado vender a Arabia Saudí aviones y helicópteros por valor de hasta 60.000 millones de dólares (46.600 millones de euros). Si el Congreso aprueba la transacción, será la mayor venta de armamento en la historia de EE.UU.


El acuerdo, que el Pentágono presentará esta semana o la próxima a los congresistas, cuenta con el visto bueno de Israel, según informaba ayer el diario The Wall Street Journal. Y evidencia que, pese a su carácter teocrático y dictatorial, Arabia Saudí sigue siendo un aliado irrenunciable de EE.UU. en Oriente Medio.

Washington trabaja desde hace meses con la hipótesis de que, pese a las presiones internacionales y a las sanciones en la ONU, Irán puede hacerse con la bomba nuclear. Esta posibilidad no sólo preocupa a Israel y a EE.UU. sino también a los países árabes y suníes: temen que el ascenso de la potencia persa y chií deshaga los equilibrios regionales.

El despliegue de un escudo antimisiles, impulsado desde Washington, es una solución. La otra es el aumento de armamento. Según el acuerdo con Arabia Saudí, confirmado ayer por un portavoz del Pentágono, empresas estadounidenses como Boeing, United Techonologies y Lockheed Martin, entre otras, venderán a los saudíes 84 aviones F-15 y 178 helicópteros Apache, Black Hawk y Little Bird.

En declaraciones a la agencia Reuters, el portavoz del Pentágono precisó que aunque el acuerdo se elevaba a 60.000 millones de dólares, la monarquía saudí se había comprometido a una compra inicial de unos 30.000 millones. A esta suma podría añadirse, en todo caso, 30.000 millones en ayudas para mejorar las fuerzas navales saudíes, además del sistema antimisiles para defenderse de Irán.

El Gobierno estadounidense está obligado a notificar toda venta de armamento al Congreso, que puede modificarla e incluso vetarla. Fuentes de los fabricantes de aviones y helicópteros citadas por The Wall Street Journal calculan que el acuerdo con Arabia Saudí puede crear hasta 75.000 empleos en territorio estadounidense, un argumento poderoso en tiempos de crisis.

En enero, el general David Petraeus, entonces jefe del Comando Central de EE.UU. y responsable de Oriente Medio y Asia Central, definió así la nueva estrategia de la contención: “Los países al otro lado del Golfo ven claramente a Irán como una amenaza grave. Y, de hecho, esto ha catalizado la puesta en marcha de la arquitectura que imaginamos y que ahora intentamos desarrollar”.

Los intentos de contener a Irán explican muchos de los movimientos recientes de EE.UU. en Oriente Medio: desde la venta de armamento a Arabia Saudí y otros países de la región al relanzamiento del proceso de paz entre israelíes y palestinos.

“Obviamente, las acciones y políticas del actual Gobierno de Irán tienen un efecto en la región y en el mundo, e influyen en lo que ocurre aquí”, dijo George Mitchell, enviado especial de la Administración Obama a Oriente Medio, el 2 de septiembre en Washington, cuando se inauguraron las negociaciones.

La colaboración íntima con la monarquía petrolera no es una novedad de la Administración Obama. EE.UU. lleva armando y entrenando a las fuerzas armadas de Arabia Saudí desde los años cuarenta. Tras la primera guerra del Golfo, EE.UU. amplió la presencia militar en el país árabe, presencia que se redujo en 2003 cuando trasladó a Qatar los 5.000 militares estacionados allí.

El carácter dictatorial de la monarquía y el hecho que Osama bin Laden fuera originario de Arabia Saudí no fue obstáculo para que la relación se estrechase durante la presidencia de George W. Bush. Según el Servicio del Investigación del Congreso, un organismo que elabora análisis para los legisladores, entre 2005 y 2008 Arabia Saudí fue el primer comprador de armas de EE.UU. “La participación directa de 15 saudíes en los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y la identificación de varios saudíes y entidades saudíes como supuestos partidarios del terrorismo ha puesto en cuestión la fiabilidad de Arabia Saudí como aliado, según algunos observadores de EE.UU.”, se lee en un informe del citado organismo.

“Desde 2003 el incremento de la cooperación antiterrorista y la preocupación compartida por la política exterior iraní han proporcionado una nueva lógica estratégica a las relaciones de seguridad americano-saudíes”, añade el informe.

Las sospechas, sin embargo, no se han disipado. Un libro recién publicado, El lobby árabe, de Mitchell Bard, denuncia la existencia en EE.UU. de un grupo de presión saudí, más poderoso que el lobby pro-israelí.

En un artículo en el diario The Daily Beast, el abogado y activista pro israelí Alan Dershowitz se preguntaba hace unos días por qué el lobby saudí era tan poderoso si, al contrario que el pro israelí, “virtualmente no tiene ningún apoyo entre los americanos”. “El principal medio que tienen los saudíes para influir es el dinero”, se respondía Deshowitz, que citaba el acuerdo armamentístico como un ejemplo de la influencia de este lobby.

Israel, que ultima la compra a Estados Unidos de aviones F-35, no ha puesto objeciones públicas. En agosto, el Financial Times reveló que el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, ha recibido garantías de que los F-15 que comprará Arabia Saudí no están equipados con tecnología punta.

“Hemos mantenido conversaciones constructivas con EE.UU. y todo se ha hecho en el marco de mantener la ventaja militar cualitativa de Israel”, dijo una fuente israelí al citado diario.

Por Marc Bassets.

Fuente
Anuncios
Publicado en Imperialismo, Noticias. Etiquetas: , . 1 Comment »

Una respuesta to “Obama arma hasta los dientes a su aliado saudí”

  1. La demoGracia y los fundamentalistas “buenos” – El Islam y Occidente (I) | Tribulaciones Metapolíticas Says:

    […] Obama arma hasta los dientes a su aliado saudí […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s