La OTAN enviará una flota a Valencia

Escenificación del cipayo sometimiento español

La Rosa de los Vientos de la Alianza Atlántica volverá a ondear sobre las aguas del puerto de Valencia 11 años después. Los seis buques de guerra que integran la segunda Agrupación Permanente de Medidas Contraminas de la OTAN atracarán en el muelle del Grau el próximo viernes 24 de septiembre según informó ayer la Comandancia Naval de Valencia, que detalló que la flotilla hara una escala de cuatro días en el Cap i Casal.

No se veían tantos barcos juntos bajo de pabellón de Alianza en aguas valencianas desde el 23 de septiembre de 1999, cuando los ocho navíos que conformaban entonces la flota permanente de la de la OTAN en el Mediterráneo echaron sus anclas en el muelle del Turia para una visita de cinco días.


La flotilla internacional que llegará a Valencia en dos semanas está comandada por el buque de apoyo griego “HS Aliakmon”, e integrada por cinco cazaminas: el “FGS Bad Rappenau” alemán, el “HS Evniki” heleno, el “ITS Numana” italiano, el “TCG Anamur” turco y el “ESPS Tambre” español. Los seis navíos suman una tripulación total de 317 hombres y mujeres, ya que el barco de la Armada Española y el de la marina alemana cuentan con mujeres entre sus oficiales y marinería.

La actual composición de esta segunda agrupación de cazaminas. bajo el mando del capitán griego Georgios Pelekanakis desde el pasado julio, comenzó su periplo por aguas del Mediterráneo el pasado tres de septiembre en el puerto italiano de La Spezia, base naval a la que regresará a finales de año. Durante cuatro meses recorrerá 20.000 millas náuticas, unos 37.000 kilómetros, y participará en tres ejercicios contraminas. Además de Valencia, la flotilla hará escala en Málaga, y en puertos de Francia , Italia, Grecia, Egipto y Turquía.

Entre 1955 y 1997, Valencia fue uno de los principales puertos de descanso de la VI Flota de EE UU en el Mediterráneo. Durante 42 años el desembarco de hasta 6.000 marinos de la US Navy por escala con los bolsillos llenos de dólares fue “todo un maná” para colectivos como la prostitución, bares, cabarets y salas de fiesta. Todo esto acabó en los años 90 con masivas manifestaciones de pacifistas que, al grito de “OTAN no, bases fuera” o “yankis “go home”” protestaban contra la presencia de buques con armas nucleares. El último “gigante del mar” que recaló en el Grau, el “USS Saratoga”, llegó en mayo de 1994. Hasta 150.000 valencianos visitaron el puerto en un fin de semana para ver este portaaviones con más de 5.000 marineros a bordo.

Por Rafael Montaner.

Fuente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s