Belarús y Venezuela, “alianza estratégica”

Unidos por un mundo más justo y digno

Conocer un poco la historia de los países con los que Venezuela actualmente mantiene relaciones comerciales, es una prioridad para todos, así como para entender el nuevo orden geopolítico a nivel comercial que transita la Revolución bolivariana.


La República de Belarús fue parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en la Historia reciente. En 1922 la República de Belarús se integró a la URSS y sólo tras la Segunda Guerra Mundial, se establecieron las fronteras con Polonia (1945), participando en la creación de la o­nU como miembro fundador.

Desde su integración en la URSS sufrió un proceso constante de rusificación y conoció una creciente emigración de su población hacia otras repúblicas. La “Perestroika” de Gorbachov permitió la celebración de elecciones democráticas en marzo de 1990, en las que obtuvieron la victoria los reformistas radicales, quienes promovieron una declaración de soberanía (julio) cuyo objetivo era obtener una mayor autonomía del poder central. Tras el golpe de Estado de agosto de 1991 en la URSS, se declaró República independiente. Junto a Rusia y Ucrania fue promotora de la creación de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), ratificada en los acuerdos de Minsk y Alma Ata (diciembre). En septiembre de 1991 fue nombrado jefe de Estado Stanislau Shushkevich. En enero de 1992 ingresó en el Consejo de Seguridad y Cooperación Europea. El 11 de enero de 1992 Belarús asumió el control de las Fuerzas Armadas ex soviéticas desplegadas en su territorio. Para el año de 1994 es elegido Alexander Lukashenko como presidente de la Republica de Belarús. En 1995 se realiza un referéndum en el cual se mantiene el idioma ruso como lengua oficial (83.1%) y se impulsa un mayor auge en las relaciones económicas con Rusia. En el 2001 Alexander Lukashenko renueva su mandato. En el año 2004 se propone, en referéndum, una enmienda constitucional para renovar por un tercer periodo consecutivo su mandato, Alexander Lukashenko obteniendo una mayoría abrumadora, la participación en ese referéndum fue del 89,73%, del que un 86,1% se pronunció a favor de abolir las limitaciones que la Constitución imponía a Lukashenko para poder reelegirse nuevamente como presidente.

Para el año 2006, la Unión Europea impone sanciones al gobierno belaruso por supuesto fraude electoral, a lo cual se une de manera automática Estados Unidos con sus siempre hábidas sanciones económicas, y declaran ilegítimo al nuevo periodo de gobierno Alexander Lukashenko, pasando por encima de la voluntad popular del pueblo de Belarús. El gobierno Chino sale al paso y califica al gobierno de Alexander Lukashenko, GOBIERNO AMIGO, y anuncia que está en toda su disposición de promover lazos comerciales entre ambas naciones, paralelo a estas declaraciones por parte del Gobierno chino, el presidente Hugo Chávez, realiza su primera visita a Belarús, en la cual expresa su solidaridad con Alexander Lukashenko. Irán fue otro de los países que expresó su apoyo al gobierno de Belarús. El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Manucher Mottaki, visitó Minsk a principios de septiembre de 2006 para tratar un posible reforzamiento de las relaciones bilaterales y agradeció a Lukashenko la constructiva posición de su gobierno con relación a la crisis nuclear provocada por el controvertido programa nuclear iraní.

Para finales del año 2006, comienzan las desavenencias entre Rusia y Belarús producto de la negativa de la empresa Gazprom de proveer para el 2007, el suministro de gas tan necesario para la región, este incidente comienza una nueva guerra del gas en la zona. Las consecuencias no se hacen esperar, ya que por el territorio de Bielorusia pasa la quinta parte del combustible que consume la Unión Europea. Se anuncia la imposición de aranceles aduaneros al petróleo ruso que pasa por el territorio de Bielorrusia, contraviniendo los acuerdos comerciales entre ambas naciones. Estos acontecimientos han generado distanciamientos, no sólo entre Rusia y Belarús, también entre Urania y Rusia. Países miembros de ex URSS, que buscan alcanzar la “independencia” de Rusia. No obstante a las diferencias ya muy marcadas entre Belarús y Rusia, ésta ha declarado que no necesita del gas ni del petróleo que pueda suministrarle Rusia. En la actualidad el gobierno de Belarús ha anunciado que le comprará gas a Lituania, e incrementará las compras de crudo a Venezuela, como en efecto se viene realizando. Las desavenencias entre la empresa rusa Gazprom y el gobierno de Minsk, han generado, durante los últimos años, corte de suministros de gas a la UE, situación que parece no resolverse en el corto plazo, ya que ambos se acusan de presentar moras financieras, unos por el suministro del gas, otros por el transporte del mismo. Belarús, de acuerdo a los últimos estudios realizados, ha bajado en casi el 50% las importaciones de petróleo desde Rusia, y en más de un 40% los derivados del crudo, cayendo en un 30% la producción de las refinerías de la República de Belarús.

Otro aspecto importante que mantiene tensa las relaciones entre estos dos países es, hasta ahora, la negativa por parte de Belarús de reconocer la independencia de Abjasia y Osetia del Sur. Moscú señala el incumplimiento de las promesas hechas por el líder de Bielorusia en relación al tema, mientras que Lukashenko le enumera a Dmitri Medvédev los problemas entre Belarús y la UE, Belarús y los EE.UU., Belarús y la CEI, donde la posición del Kremlin no ha sido contundente a favor de la nación “socia” de Rusia.

Bajo este panorama, comienza un proceso de búsqueda por parte del gobierno de Minks para diversificar a sus proveedores, en cuanto a importaciones se refiere, de productos básicos para el desarrollo de esa nación (Petróleo y sus derivados). El nuevo planteamiento de la diversidad comercial y el establecimiento de un nuevo orden geopolítico cobra más fuerza en el escenario mundial.

La búsqueda de Belarús por alcanzar su independencia económica le ha hecho dar un giro de 360 grados en su política con respecto al Kremlin, ampliar su espectro geopolítico, lo ha traído a Latinoamérica muy específicamente a Venezuela.

¿Puede ver nuestro país a Belarús como país amigo? Sin lugar a dudas si, pero es necesario aclarar que solo en orden económico, los convenios como intercambios comerciales, mas no de cooperación.

Venezuela en la actualidad ha firmado con Belarús convenios en diferentes sectores de la economía, se realizan mas de 70 proyectos en diversas áreas. Es de resaltar que todavía no se ha concretado la creación de la primera empresa mixta, algo para analizar y que representa a mi modo de ver una desventaja en los procesos de negociación con los diferentes organismos nacionales con los cuales se esta trabajando. Habría que preguntarse hasta donde se ha alcanzado el proceso de transferencia tecnológica con la Republica de Belarús.

Es necesario entender, que los países que ayer conformaron la URSS, supeditaban su desarrollo a políticas macro y planificadas en quinquenios por las autoridades soviéticas y refrendadas por el Soviet Supremo, en otras palabras las actividades y desarrollo de cada una de las republicas estaban sujetas a la sectorización y división del trabajo. Belarús trabajo mucho el desarrollo agrícola y parte de la industria pesada (Transporte), otras republicas se especializaban en la industria liviana, otras en el desarrollo de tecnología bélica, aeroespacial etc.

Es ahí cuando debemos estar alertas, en las firmas de estos convenios y evitar las triangulaciones cuando se pretenda suministrarnos bienes o servicios, sabiendo de antemano las carencias que estos países presentan en las áreas a contratar. Deberíamos preguntarnos ¿a quien favorece más estos convenios y para quien es una alianza estratégica, para ellos o para nosotros?

NO HAY NADA MAS EXCLUYENTE QUE SER POBRE

Patria, Socialismo o Muerte…

Venceremos

Por Ricardo Abud.

Fuente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s