Corea de nuevo al borde de la agresión imperialista

 alt=

Redactado por el colombiano Ejército de Liberación Nacional

La península coreana se ha convertido en un punto de altísima tensión internacional. Corea que estaba invadida por los imperialistas japoneses fue dividida en dos a partir del final de la Segunda Guerra Mundial. Nación con profundas raíces históricas, vive un conflicto producto de la agresión imperialista al suelo de la llamada República Popular Democrática de Corea. En la década de 1950, del 25 de junio de 1950 a 27 de julio de 1953 las fuerzas populares de las dos naciones y el Ejercito Popular luchaban por unificar la nación y fuerzas imperialistas lo impidieron. El tan mentado Consejo de Seguridad de la ONU armó y decidió la agresión a pedido yanqui. Colombia participó vergonzosamente de esta guerra injusta. Los voluntarios de la República Popular China pelearon al lado de los coreanos comandados por Kim Il Sung y ayudaron a impedir la invasión. Los Estados Unidos fueron derrotados en la intentona.


En 1953 las dos repúblicas firman un armisticio que aun sigue vigente, lo cual significa que la guerra, técnicamente no ha terminado.

Corea del Sur es un país ocupado por las tropas yanquis. La península coreana Kyoro es la única región en guerra del mundo donde existen armas nucleares. Corea del Norte aceptó tener armas nucleares disuasivas. Estados Unidos además de tener submarinos nucleares, posee en sus depósitos bélicos armas nucleares en Corea del Sur.

El mes pasado en una de las maniobras militares que rutinariamente realizan tropas yanquis y sudcoreanas, fue hundida la nave insignia de la marina sudcoreana, corbeta de última generación y modernos sistemas de defensa. Esta siendo culpado un submarino norcoreano de haber disparado un torpedo que produjo el daño y con el la muerte de 47 marinos sudcoreanos.

El gobierno de Corea Democrática y su líder Kim Jon Il, negaron ese hecho y pidieron una investigación imparcial. Los Estados Unidos acusaron a Norcorea. Norcorea aduce que no posee tecnología para evadir los sistemas antisubmarinos de la corbeta. La ONU está esperando una investigación de Rusia y el Consejo de Seguridad condenó el hecho pero no acusó a Norcorea por oposición de China, miembro con derecho al veto. Norcorea exige ser escuchada.

De nuevo esta punto de encenderse la guerra en el paralelo 38 que es la línea que separa las dos Coreas.

Existe una mesa de seis partes donde se ha dialogado en los últimos años sobre el problema de la península: EEUU, Rusia, China, Japón y las dos Coreas. El llamado es a reactivarla, a parar la posibilidad de la guerra.

Las dos Coreas trabajan todos los días por su reunificación que es la más sentida necesidad de sus dos pueblos, artificialmente divididos.

Los ejercicios militares son continuos. El Ejercito Imperial yanqui alimenta la hoguera de la guerra lejos de su territorio. Las provocaciones continúan. Declaraciones de la Canciller del Imperio suenan a diario.

La Unificación de las dos Coreas es el único camino justo.

Los imperialistas no quieren el camino de la paz. Los pueblos del mundo debemos impedir la guerra contra Corea y su gente.

En Corea el despliegue bélico está listo. El Mar Amarillo y el del Japón pueden convertirse en mares de la muerte, el inicio del fin.

Fuente
Anuncios
Publicado en Análisis. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s