Los textos anticapitalistas de Jack London

 alt=

«Estos textos anticapitalistas muestran una vigencia extraordinaria»

Este libro recoge un material variado, y está pensando para las nuevas generaciones a las que –como a Jack london- les ha tocado vivir un Tiempo de ira…Tiempo de ira es justamente, su título.

A lo largo de los años ochenta, el autor de estas líneas editó cinco libros de Jack London en la editorial barcelonesa Río Nuevo. Se trataban de recopilaciones de narraciones y escritos, primordialmente de signo social o socialista, y cada volumen aparecía con introducciones y notas, en buena parte tomadas del estudio de la edición francesa de las obras completas de London, aparecidas en la popular colección 10/18 de la Union Genérale d´ Editions, bajo la dirección de un buen especialista en literatura popular Francis Lacassin, esto sin olvidar la ayuda de varios amigos norteamericanos que me enviaron una documentación privilegiada, y la amiga que me tradujo algunos textos. Me consta que estos libros contribuyeron considerablemente a extender la lectura de London en la LCR y afines.


La edición actual se beneficia de aquellos trabajos si bien la introducción se apoya en biografías y estudios recientes, e incorpora un trabajo que empecé a laborar por aquellos años y que aparece como epílogo con el título de Jack London y el cine…

El libro está publicado en la colección “Papeles de ensayo” en la que han aparecido el Manifiesto comunista, la edición de G. Deville de El Capital con prólogo de Michael Husson y epílogo de Manuel Sacristán, y se anuncia la pronto edición de la obra de Victor Serge, Destino de una revolución con un prólogo de Wilebaldo Solano y epílogo del propio autor, una obra apasionante sobre la que habrá que hablar largo y tendido…

Pero volvamos a London… Jack London (John Griffith London, San Francisco, California, 1876-1916). Escritor norteamericano de estirpe proletaria y autodidacta, responsable de una obra célebre y extensa en la que se cuentan títulos como La llamada de la selva, Colmillo blanco, El lobo de mar o El vagabundo de las estrellas. Los escritos de London contienen un retrato realista de ambientes y personajes, además de una preocupación latente por el ser humano en general, y por el ideal socialista en particular. Con todas sus contradicciones y limitaciones (que no fueron pocas), hay un hilo rojo en la ideología política de London, sin duda influenciado por sus duras vivencias como obrero y marino en el “foso social”. De esta manera, junto con las obras “de aventuras” que se siguen reeditando asiduamente, existe otro London que trata de ser coherente con su afiliación socialista y en sus relaciones personales, siempre macadas por la solidaridad. Es el mismo que acaba todas sus cartas con e la misma despedida: “Con Vd. por la revolución”. Este es el London de El renegado, Gente del abismo, Los de abajo, El talón de hierros, de numerosas narraciones y escritos en los que se evidencia su actitud de rechazo del neodarwinismo social, el mismo que en los años ochenta retomarían los amos del mundo con el nombre artístico de “neoliberalismo”. Una parte destacada de estas narraciones y escritos están recogidos en este volumen, una edición de Pepe Gutiérrez-Álvarez, responsable de numerosas ediciones y estudios, responsable del prólogo, la cronología y el estudio anexo que aborda -la irregular pero a la postre fructífera-, relación de de Jack Lon con el mundo del cine.

Tiempo de ira es el título que le hemos dado a una antología de relatos y de escritos del Jack London socialista militante, compañero de Eugene V. Debs. Los primeros son de signo autobiográfico, relatan la trayectoria del Jack London como trabajador “machacado” y porqué tomó conciencia de lo que tendría que ser el socialismo. Otros son narraciones breves y tan representativas como Los vagabundos, La fuerza de los fuertes o La huelga general, que muestran a un London que trata de aunar al escritor con el agitador. En una línea paralela se sitúan algunos artículos y conferencias de un autor famoso que aunque ganaba una fortuna con su trabajo, desafió a las autoridades académicas y a la prensa, escribiendo artículos que –salvando algunos detalles obvios-, parecen clamar contra el triunfal-capitalismo que nos ha tocado vivir, una selección que se cierra con una carta de León Trotsky a la hija del escritor, Joan London. Hemos añadido simbólicamente El amor a la vida, una de sus narraciones más vibrantes de London y sobre la cual Nadie Krupskaya contó en sus memorias que entusiasmó a un Lenin moribundo…El conjunto se cierra con una aproximación a la variopinta filmografía de London, una curiosidad que, entre otras cosas, revela como el autor de El talón de hierro ha sido asimilado por un medio como el cine, y que trata de dejar constancia de magníficas adaptaciones fílmicas que merecen ser conocidas y disfrutadas por los lectores y lectoras de London que siguen renovándose en las nuevas generaciones, y a las que, al igual que a él, les ha tocado vivir en unos tiempos de ira.

En muchos aspectos, estos textos anticapitalistas muestra una vigencia extraordinaria.

Por Pepe Gutiérrez-Álvarez

Fuente
Anuncios

2 comentarios to “Los textos anticapitalistas de Jack London”

  1. john Says:

    ¡Qué ignorancia! El capitalismo no tiene sustitutos, es una actitud y una aptitud natural e intrínseca de la especie humana. El capitalismo es inmortal. La izquierda es sólo un monstruoso experimento social que ha causado cientos de millones de muertos, hambre, aniquilación, esclavitud y drogadicción (la cocaína la fabrican los compañeros de las FARC en la selca colombiana; la izquierda mundial la distribuye). El socio-idiotismo es una vuelta al tiempo de las cavernas. Cuba, Nor Corea y ahora Venezuela son los actuales ejemplos de esta monstruosa pesadilla llamada “izquierda”,

    • CR Says:

      A vuelapluma q perder el tiempo no m estimula mucho.

      Aclarando conceptos:
      Colombia es el mayor productor mundial d drogas y EEUU el mayor demandante.
      Los EEUU fomentan su tráfico para así justificar y ampliar su presencia militar a escala global.
      D Bolivia a Afganistán, no importa dónde.
      El modus operandi es siempre idéntico.

      Sobre las FARC:
      “En una entrevista en junio de 2007 a la revista Semana, el narco colombiano Fabio Ochoa Vasco declara que las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) usan México como puerto intermedio para pasar la droga a EEUU y así financiar las actividades de los paramilitares colombianos”

      Las mismas acusaciones se vertían contra el republicanismo irlandés.
      Que pregunten a la RAAD (Republican Army Against Drugs).
      Interesados q busquen más info x Google.
      A lo mejor se sorprenden…

      Sobre la izquierda:
      La q reivindica Patria, Socialismo y Emancipación no son una pesadilla, no.
      Son la esperanza y referente d muchos q exigen un mundo multipolar sin atropellos imperialistas y con pan para todos.
      Así d sencillo.

      Sobre el capitalismo:
      Lo q es inherente a la especie humana no sé, pero a tí desde luego es la sandez y la vileza.
      Miles d niños falleciendo diariamente x las consecuencias dl capitalismo y tú frente a un pc…
      ¡Maldito destino!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s