Declaración del Círculo Orientaciones

 alt=

Frente a la barbarie no se admiten equidistancias, reservas ni subterfujios.

PRIMER PUNTO: el respeto por el hecho religioso, y su acep­tación como elemento fundamental y legítimo de la vida de muchos europeos, así como de la propia realidad histórica europea, es indiscutible e innegociable.


DENUNCIAMOS las recurrentes histerias antirreligio­sas co­mo lo que son: expresiones vulgares de un viejo co­nocido antinacional, el obsesivo y compulsivo sectarismo laicista, fotocopia inver­tida del integrismo religioso, de cuño positivista, que sólo sirve para desviar la aten­ción de los problemas reales, generar más divisiones en una sociedad ato­mi­zada, y reforzar la «religión» dominante: la del mercado.

SEGUNDO PUNTO: quienes apostamos por un Estado laico no debemos posi­cionarnos ante ninguna religión concreta, ni a favor ni en contra. El propósito de un Estado laico es integrar tanto a creyentes como a no creyentes en un pro­yecto sugestivo de vida en común, no dividir al pueblo ni excluir una parte del mismo por profesar o no una religión, como pretenden los sectarios, confe­sio­na­listas o antirreligiosos. En todo caso, nuestro deber es tomar posición ante las posturas políticas y éticas de los representantes de congregaciones reli­gio­sas, dis­tinguiendo claramente la religión que dicen representar con las posicio­nes par­ticu­lares que toman ellos.

DENUNCIAMOS las manifestaciones de rechazo o deber de sometimiento a una vía religiosa como lo que son: ganas de, en tierras europeas o fuera de ellas, re­abrir reaccionarias confrontaciones, persecuciones o guerras religiosas, que sólo sirven para fomentar la Guerra Social en el seno de cada pueblo y entre los pueblos, reforzar la faceta represiva y alienante del sistema, y de paso ayu­dar a ocultar los motivos reales de las agresiones imperialistas del capitalismo de gue­rra.

TERCER PUNTO: nadie que levante la bandera contra la injusticia, la degrada­ción acelerada en las sociedades occidentales, la demencia capitalista y el impe­rialismo angloamericano-sionista, puede sostenerla si deslegitima los movi­mien­tos y estados que resisten las presiones de esa degradación promovida en Oc­cidente y las embestidas de ese imperialismo criminal. No se puede estar con­tra el criminal-imperialismo y, a la vez, descalificar a quienes lu­chan con­tra él con excusas como no coincidir con sus cosmovisiones, filosofías o creen­cias re­ligiosas.

DENUNCIAMOS a los que apoyan el desarme de las resistencias comunitarias más sólidas a la degradación hedonista individualista, y a los que deslegitiman globalmente las luchas reales contra el criminal-imperialismo, como lo que son: consabidas vías de colaboracionismo de la extrema derecha y la extrema iz­quier­da para aparentar ser «antisistemas» mientras se dedican, como siempre, a ser­vir como exaltados perros guardianes del sistema, realizando el trabajo sucio que requiere el hegemonismo capital-imperialista para completar la conver­sión de los pueblos en rebaños sumisos ante los «Amos del mundo».

Fuente
Anuncios

Una respuesta to “Declaración del Círculo Orientaciones”

  1. masseti Says:

    ¡¡Bravo!!¡¡Bravísimo artículo!!…Aquí se ha expresado de una forma contundente el pensar de muchos,es mi deseo que cada vez se nos unan más,tanto desencantados de la extr.derecha como de la izquierda…Mis felicitaciones…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s