EEUU prepara un conflicto en Asia

 alt=

Nada como un atentado de bandera falsa y una buena dósis de propaganda para preparar una invasión imperialista

EEUU acusó ayer jueves sin pruebas firmes a Corea del Norte de atacar y hundir “de forma deliberada” un barco surcoreano y la ha amenazado advirtiendo que “sin duda, habrá consecuencias”. Estas declaraciones del portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Philip Crowley, han generado un profundo malestar en Pyongyang, que las ha considerado intromisivas y nada fundamentadas.


El gobierno de Corea del Norte ha desmentido estos hechos y ha informado en una nota de prensa que enviará un equipo de especialistas a Seul para que se realicen las investigaciones correspondientes.

Por su parte, el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, ha amenazado militarmente a Corea del Norte y ha afirmado que EEUU mantiene “una relación muy estrecha con sus aliados en Corea del Sur”. “No estamos demasiado ocupados como para no responder”, ha asegurado Gates. “Si hubiese un problema (en el este de Asia) nuestras armas principales serían la Marina y la Fuerza Aérea, que ahora mismo tienen más recursos disponibles que las fuerzas de tierra”.

El almirante Michael Mullen, ha indicado que las Fuerzas Armadas estadounidenses “mantienen su atención en el sostenimiento de la estabilidad en esa región, y en el apoyo a nuestro firme aliado, Corea del Sur”.

Un informe elaborado por Corea del Sur

Estas acusaciones y amenazas que EEUU ha vertido contra Corea del Norte, se basan en un informe elaborado por el Gobierno de Corea del Sur y que dio a conocer este jueves. Varias agencias de notícias afirman que dicho informe fue corroborado por “expertos de cinco países” pero en ningún momento se dice cuales fueron. Este hecho ha levantado sospechas en Pyongyang al considerar que podría tratarse de una estrategia para “legitimar internacionalmente” un informe redactado exclusivamente por Seúl, con una clara intención acusatoria que abriría las puertas a un conflicto bélico con EEUU como aliado de surcorea.

El cuestionado informe concluye de la siguiente manera: “Hay pruebas abrumadoras de que el ataque del 26 de marzo fue perpetrado por el gobierno comunista de Pyongyang”.

Ante estas conclusiones, Robert Gates sentencia: “Aceptamos las conclusiones de la investigación”.
Corea del Norte ha negado desde el primer momento su responsabilidad y ha calificado el informe de “mascarada”.

Por Oriol Sabata.

Fuente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s