Okinawa vuelve a decir «NO» a la base militar estadounidense

En la isla habitan más de la mitad de los 47.000 soldados estadounidenses que ocupan Japón

Más de cien mil habitantes de Okinawa se manifestaron ayer para exigir la retirada completa de la base estadounidense de Futenma.

Personalidades de la política nacional y local encabezaron una marcha en la que predo- minaba el color amarillo, símbolo de las protestas de Yomitan, que ha logrado la devolución de los terrenos cedidos al Ejército de EEUU, y que supone, además, una «tarjeta amarilla» de advertencia al nuevo primer ministro, Yukio Hatoyama, que negocia con Washington su reubicación.


El gobernador de Okinawa, Hirokazu Nakaima, emplazó a Hatoyama a eliminar lo más pronto posible el riesgo de accidentes y delincuencia asociado a la base, situada en la zona densamente poblada, y pidió el apoyo de todo el país para que los habitantes de Okinawa no tengan que soportar solos el peso que supone la base.

Nakaima, del Partido Democrático de Japón igual que Hatomaya, señaló que «algunos ministros han manifestado su tolerancia ante la opción de que la base permanezca en donde está, pero yo digo un `no’ rotundo. Quiero que el primer ministro no se rinda nunca y cumpla su promesa». Exigió también una revisión del tratado, que impide el procesamiento judicial de los militares de EEUU que cometan delitos en suelo japonés.

Fuente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s