Polvo que levantó la caída del Muro de Berlín no se ha asentado hasta hoy

Vacuas promesas, infantiles ilusiones

El 9 de noviembre se celebra el 20 aniversario de la demolición del Muro de Berlín, símbolo de la guerra fría y la confrontación de muchos años entre dos sistemas políticos. ¿Se hizo más sólida la paz en el planeta tras aquel acontecimiento? No se puede responder con un firme “sí” a tal pregunta, lamentablemente, escribe hoy el diario ruso Nezavísimaya gazeta.

Tras el Muro, vinieron abajo el Tratado de Varsovia y el sistema socialista. Dejó de existir la Unión Soviética. Las tropas soviéticas fueron retiradas con urgencia de la República Democrática Alemana, Polonia, Checoeslovaquia y Hungría. Las promesas de George Bush padre a Mijaíl Gorbachev de que “la OTAN no avanzaría ni un metro hacia el Este” no se cumplieron.


Pasado un mes literalmente desde la caída del Muro de Berlín, Bush padre envió 26 mil soldados a Panamá, mostrando con eso que la fuerza militar sería el factor clave en la política de EEUU. A comienzos de la década del 90 comenzó la primera guerra en el golfo Pérsico, y a inicios del siglo XXI, la segunda. En el intervalo, fue sometida a bombardeos la Yugoslavia dividida. De Serbia se separó un 20% de su territorio, surgió un nuevo Estado – Kosovo – bajo el protectorado de la OTAN. Bush hijo declaró que EEUU cesaba de cumplir el Tratado START de 1972, considerado piedra angular de la seguridad; Moscú congeló su participación en el Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa; el ataque terrorista a las torres gemelas del Centro de Comercio Internacional de Nueva York provocó la guerra en Afganistán, la que dura hasta hoy día; los gastos militares de EEUU aumentaron hasta 670.000 millones de dólares… Luego hubo guerra en Osetia del Sur.

La seguridad del planeta y de cada Estado no se hizo mayor en los últimos 20 años. Con la caída del Muro de Berlín dejó de existir el mundo bipolar que tenía por base el temor del exterminio nuclear mutuo. Pero el mundo monopolar también resultó ser inconsistente.

Se hace obvio que hace falta modificar relaciones entre los países y las alianzas, crear sistemas de seguridad de carácter multipolar. Para realizarlo, podríamos aprovechar la experiencia adquirida hace 20 años, época en que los países de los campos en oposición llegaron a comprender que el menosprecio a unas divergencias no esenciales favorecería a todo el mundo. Esta es la principal lección que nos dio el Muro.

Nezavísimaya Gazeta

Fuente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s