Obama nomina a un magnate judío de Boston como embajador en España

Dos banderas una causa

Vale quien paga

La Casa Blanca formalizó ayer la nominación de Alan D. Solomont, un magnate judío de Boston, para ocupar el puesto vacante de embajador de Estados Unidos en España, como había adelantado ABC. Pendiente del requerido visto bueno del Congreso federal, Solomont forma parte del grupo de grandes patrocinadores del Partido Demócrata recompensados con prestigiosos cargos diplomáticos por el nuevo gobierno de Estados Unidos. Tradición bipartidista por la que un 30 % de los 170 puestos con rango de embajador en la diplomacia americana queda reservado para grandes donantes electorales.


Alan Solomont, dedicado sobre todo a negocios relacionados con la sanidad privada, ha desarrollado durante los últimos treinta años un papel destacado en las finanzas del Partido Demócrata. El presidente Bill Clinton le llegó a nombrar como “money man” del Comité Nacional Demócrata en 1997, puesto donde consiguió canalizar donaciones por valor de de 40 millones de dólares. Un talento recaudador también aplicado a las fracasadas candidaturas presidenciales de Michael Dukakis, Al Gore y John Kerry.

A pesar de su estrecha vinculación con los Clinton desde 1992, Alan Solomont llegó a operar dentro de la campaña presidencial de Barack Obama como responsable de finanzas para toda la región noroeste de Estados Unidos. Y de acuerdo a las cifras publicadas por el “Washington Post”, fue personalmente capaz de sumar 500.000 dólares para la candidatura de Obama y otros 300.000 dólares adicionales para los fastos de la toma de posesión del pasado 20 de enero. De acuerdo a sus propias estimaciones, a sus sesenta años, ha reunido varios cientos de millones de dólares para el Partido Demócrata y diversas causas filantrópicas.

Casado y con dos hijas, Solomont se licenció en 1970 de Ciencias Políticas y Estudios Urbanos por la Universidad de Tufts. Haciéndose acreedor de una beca especial que aprovechó para ampliar estudios de forma independiente viajando por Europa e Israel. Después recibió un título de Enfermería por la Universidad de Lowell. Credenciales académicas que le ayudaron para trabajar en los negocios de su ortodoxo padre, dueño de varias residencias de ancianos. Más tarde se convirtió en responsable ejecutivo del Grupo A.D.S., la mayor cadena de residencias de la tercera edad en la zona de Nueva Inglaterra. En 1996, esa empresa fue vendida por una sustancial fortuna a Multicare Companies, que ahora forma parte de Genesis Health Ventures.

En la actualidad, el nominado de la Administración Obama para embajador en España figura como responsable ejecutivo de Solomont Bailis Ventures, compañía de Massachusetts dedicada también a las residencias de ancianos con intereses en Iberoamérica y Estados Unidos. Además ocupa varios consejos de administración como en el Boston Private Bank, junto a puestos en múltiples fundaciones benéficas, con especial énfasis en causas relacionadas sobre todo con la educación, la sanidad y causas judías.

Alan Solomont presume dentro de su curriculum de haber aconsejado a diversos altos cargos del gobierno de Estados Unidos sobre cuestiones relacionadas con Israel y el proceso de paz. Llegando a figurar como invitado en delegaciones oficiales de Washington a destacadas celebraciones como el 50 aniversario de Israel o la firma del tratado de paz entre Jordania y el Estado judío. Aunque se desconocen sus conocimientos de lengua española, viene impartiendo seminarios sobre la Presidencia de Estados Unidos en su “alma mater” de Tufts.

No se espera que su nombramiento se enfrente a grandes controversias en el requerido proceso de ratificación parlamentaria. Como posible fuente de problemas podría figurar el hecho de haber sido nombrado en el 2000 por el presidente Clinton para servir en el consejo de directores de la Corporación para el Servicio Nacional y Comunitario. Una entidad pública que engloba a varias instituciones de voluntariado que recientemente ha generado cierta polémica en Washington por la decisión de la Administración Obama de cesar a uno de sus inspectores generales supuestamente en mitad de una pesquisa sobre uso indebido de fondos públicos. Con la posibilidad de que los republicanos amenacen con bloquear la nominación de Solomont, que ahora preside el consejo de directores de esa corporación pública, hasta obtener toda la información que buscan para aclarar ese politizado caso.

Fuente
Anuncios
Publicado en Noticias. Etiquetas: . Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s